Los Apson y Pedro de la Garza ofrecen un emotivo concierto de recuerdos
Jueves 11 DE octubre 12:30 pm

De un momento a otro la Plaza IV Centenario se convirtió en una pista  de baile  dando el gran toque al concierto que era esperado por muchos dentro del Festival Revueltas

El  Festival Cultural  Revueltas 2018 se vistió de blues y bien rock con la participación de Pedro de la Garza, máximo exponente del rock urbano en Durango, quien se acompaño con el grupo Durango Blues Band y la participación de Los Apson, grupo originario de Agua Prieta, Sonora, famoso en los años 60´s y que hasta hoy en día son queridos por la gente gracias a sus grandes éxitos.

La noche comenzó con una dosis de buen blues con Pedrito de la Garza  quien interpretó algunas canciones del catálogo de Rock, además de sus ya celebres composiciones  “Oiga”, “El Cometa  Halley”,  “Dejarte de querer”   y temas nuevos como “320 generales” y “Sara con H al final”, además de uno en particular con letra de Evodio Escalante titulado “Un canto a Durango”.

La “Durango Blues Band” está  integrada por José Luis Martínez (Guitarra y voz), Jesús Del Campo (Bajo), Rafa Jacobson (Batería), Roberto D Jacobo (Armónica), quienes acompañaron  a la leyenda duranguense ganándose el aplauso de los  asistentes  a la Plaza IV Centenario.

Justo a las  20:15 horas arribaron al escenario  “Los Apson” agrupación comandada por Lichy García, saxofonista original el agrupación  arrancando  recuerdos, aplausos y suspiros  con grandes canciones como “Quinceañeras”, “Becho becho” “A veces lloro”, “Anoche me enamoré”, “El último beso”, “fue en un café”, “Nunca se lo digan”, “De hoy en ocho” “Upudu”  entre otras.

De un momento a otro la Plaza IV Centenario se convirtió en una pista  de baile  dando el gran toque al concierto que era esperado por muchos, sobre todo la gente que le toco vivir esta magnífica época con esta agrupación que  marcó el modelo que la mayoría de grupos seguiría hasta finales de los años 60’s y lograrían mantenerse en los primeros lugares de popularidad hasta finales del año 1967.

La noche cerró con temas  como  “No hay amor”, Aleluya” y “Ya no hay Beatles” los cuales despidieron  la noche  haciendo olvidar a los presentes  del fresco frío que se asomaba por esta entidad  y que entrados ya en calor por “la bailada” y “la cantada”  hicieron del Festival Revueltas un recuento con la historia musical y la nostalgia.